domingo, 30 de octubre de 2016

Bienvenido a Kyrat

Far Cry 4

El videojuego Far Cry 4 llegó al mercado el 18 de Noviembre de 2014 y fue puesto en venta para las plataformas: Playstation 3, Playstation 4, xBox 360, xBox One y Microsoft. Fue desarrollado y producido por Ubisoft. Este juego tiene la opción de comprar un DLC: El Valle De Los Yetis, el cual incluye: una nueva misión del modo individual, la campaña: Escapa De La Prisión De Durgesh, el Hurk Deluxe Pack que incluye nuevas armas y misiones, mapa y modo de juego de PvP (Player versus Player): Overun y la campaña: El Valle De  Los Yetis. Además, el juego para la compañía Playstation incluía: Las Llaves De Kyrat, con las cuales podías jugar con alguna persona de tus amigos añadidos en PvP, aunque no tuviera el juego, hasta 10 veces. Hicieron esto para que la gente que no tenía el juego pudiera probarlo y así comprarlo.

El juego se desarrolla en el año 2014 en tres sitios: El Himalaya, Shangri-La y Kyrat, un país subdesarrollado tradicional conforme en deidades se refiere, en este último es donde se desarrolla la mayor parte de la historia. Las nuevas introducciones en este juego son: nueva fauna y flora, un nuevo enemigo: cazador, nuevas habilidades centradas en la resistencia de el elefante y el poder del tigre, nuevas armas, nuevas jeringuillas, nueva moneda (rupia, la verdad me parece muy curioso porque la rupia es una moneda muy barata y de costar un arma 1000 $ pasa a costar 300000 ₹), nuevos vehículos, nuevos biomas, explosivos adhesivos, señal de aliados a sueldo, cebo para animales, la Arena de Shanath, juego para móvil para ser el gerente de la arena, arma de una mano obligatoria, karma y bonificaciones de karma, el doble de piel al matar un animal con cuchillos, flechas o virotes, cuchillos lanzables, fortalezas, modo cooperativo online, nuevas misiones secundarias (romper propaganda, rey de los puestos, ojo por ojo, caza, control de plagas, supervivencia) y eventos aleatorios.

Aparecen unas palabras en la pantalla por tu difunta madre y esta te pide que devuelvas sus cenizas a Lakshmana. Te ves dentro de un autobús con varios pasajeros y un mono, vas con un guía a tu lado. Entonces el autobús se para y aparecen varias personas con AK-47 y comienzan a disparar, estos paran al ver un helicóptero aproximándose del cual baja Pagan-Min y les dice que les pidió que detuvieran el autobús, no que le dispararan así que apuñala al líder hasta matarlo. Te levantas del suelo y te coge, parece buena gente ya que hasta te lanza piropos y descubres tu nombre: Ajay Ghale y os lleva a ti y a tu guía a su palacio. Allí comenzáis a cenar los tres y Pagan-Min le pincha la mano a tu guía con un cuchillo diciendo que es de mala educación hablar por el móvil mientras se cena. Pagan te pide que por favor, no te muevas, que va a enseñarle modales a tu amigo, cosa que no haces. Comienzas a irte y en tu travesía ves como están electrocutando al guía, cuando vas a salir del palacio encuentras a un grupo de revolucionarios los cuales te sacan de allí.

Al salir del edificio encuentras un tiroteo, corres hacia un vehículo el que inicia una persecución con tiroteos y varios enemigos en coches. Sin importar lo bien que juegues, tienes un accidente con un mortal resultado para el piloto. Ahora tu objetivo es ir a un campanario que verás a la lejanía. Encuentras soldados por el camino, los cuales puedes asesinar en sigilo y así registrar con calma los cuerpos para obtener más dinero. Es un buen momento para aprender lo fundamental porque ir con cuidado será clave más adelante. Escalas una cuantas rocas rocas y cuerdas, hasta llegar al ansiado campanario, pero te espera una pequeña horda de enemigos. Hay armas y munición en el campanario para poder acabar con ellos. Al asesinarlos a todos comenzará una avalancha.

Te rescata de entre la nieve un tal Sabal y te lleva a Banapur, un poblado bastante pintoresco y tranquilo, allí te encuentras con Amita, la primera luchadora oficial de la resistencia y esta te menosprecia. Te mandan a que vayas a hablar con ella y dice que te dará una oportunidad si cazas unos lobos que están atemorizando a una anciana llamada Aisha (la cual no vuelve a aparecer en el juego), al llegar, Aisha te dice que los caces y que le lleves sus pieles que son un recurso valioso. Coges un arco y vas a la guarida de los lobos la cual no está lejos, ves a unos pocos cerca de una cueva y los cazas. Al llegar a la guarida se ve una cueva y si eres un poco observador verás un barril rojo que disparandole, explotará y sellará el lugar.

Vuelves a Banapur y Amita te pide que si puedes, por favor, vayas al campanario más cercano porque el Ejercito Real no deja de propagar mentiras. Al llegar encontrarás unos pocos soldados y un panal que al dispararle, los matarás a todos. Liberas el campanario y te regalan un arma pero de repente, te llama Longinus. Llegas a la tienda de campaña de este pintoresco señor el cual es un gran traficante de armas pero creyente y de vez en cuando comienza a decir versículos de La Biblia. Recibes una llamada ya que están atacando Banapur así que vas allí, asesinas a todos los soldados que están atacando la aldea hasta que te dicen que hay una chica en una casa que está en llamas. Entras en la casa por la ventana y consigues rescatarla, poco después descubres que la chica a la que has salvado es Bhadra la Tarum Matara, la personificación de la Diosa Kyra en la tierra cuando sea coronada. Te llega información de que los soldados, no contentos con arrasar el poblado, han tomado a cuatro rehenes, deben sobrevivir como mínimo dos rehenes y si los soldados se percatan de tu presencia los asesinarán así que los matas uno a uno sin llamar demasiado la atención.

Ves a Amita y a Sabal discutiendo sobre el próximo paso. Hay dos campamentos que han sido asaltados, y cada uno tiene su opinión al respecto. Amita quiere recuperar unos documentos de inteligencia que estaban en manos de uno de los campamentos, pero Sabal se preocupa más por los posibles rehenes que estén ahí. Tomes la decisión que tomes, el tipo de misión va a ser parecida, y además debes visitar las dos zonas, aunque la tarea si cambia.
-Si le haces caso a Amita, tienes que ir al campamento Alfa y asesinar a los enemigos. Buscas en los cuerpos de la zona los documentos y cuando terminas, vas a la otra base y acabas con el ejército que te asaltará.
-Si haces caso a Sabal, te diriges primero al campamento Bravo que tiene a rehenes, los liberas y te preparas para recibir una oleada por varios frentes. Hay ametralladoras fijas que puedes usar, y también hay minas para plantar trampas por los caminos de entrada. Al terminar, vas al otro campamento donde hay más enemigos.
En ambas elecciones encontrarás al enemigo más difícil hasta ahora: el cazador, el cual es muy sigiloso y busca las mejores posiciones de ataque.

Te diriges al Monasterio Chal Jama y cumples con la tradición de encender una vela, hacer sonar una campana y presenciar el sacrificio de un animal. Sales del templo y llega el momento de prepararte para defenderlo, ya que se aproxima una patrulla del Ejercito Real a intentar destruir los iconos. Tienes que proteger las puertas del templo, el altar y la armería, el altar y las puertas del templo están enfrentadas así que con un poco de puntería puedes matar enemigos desde uno hasta otro pero la armería está en una cueva. No es una misión fácil y se necesitará bastante habilidad para hacerla. Al completarla te llamará Longinus pidiéndote ayuda y te dice que necesita que subas al Himalaya. Las misiones allí arriba son algo diferentes: reducida visibilidad, el confuso diseño del recorrido y la necesidad de oxígeno ya que estás a bastante altura. El objetivo es encontrar unas cajas en cadáveres de un accidente de helicóptero, lo harás con ayuda de un localizador que te ha proporcionado Longinus, el cual parpadea más rápido conforme te acercas a la caja. Al recoger tres debes correr ya que comienzas a quedarte sin oxígeno así que lo peor que puedes hacer ahora mismo es entretenerte.

Se forma un nuevo debate entre Amita y Sabal, ella quiere capturar un puesto en el cual están fabricando opio para así venderlo ellos y que crezca la economía del país que es bastante mala, él opina que la Senda Dorada (la resistencia) no es una organización de narcotraficantes y opta por quemar los campos de opio, pero tuya es la decisión.
-Si eliges el plan de Amita, tienes que eliminar a los guardias y proteger las plantas del fuego. Lo mejor es que seas sigiloso, porque así no pones en peligro a las plantas. En el momento en que te detectan, empieza a funcionar el mortero y eso provocará incendios que tienes que apagar con los aspersores lo más rápido que puedas. Cuando acabas con los enemigos, aparece una oleada de nuevos soldados, algunos equipados con cócteles molotov y armaduras, así que debes encontrar un equilibrio entre disparar y evitar el fuego.
-El plan de Sabal es un poco más fácil, es justo lo contrario: quemar las plantaciones y acabar con el Ejército Real. Si vas por las buenas, tienes que disparar a las máquinas que controlan los aspersores para que el fuego no sea extinguido e iniciar el incendio, por ejemplo con el lanzallamas, o dejar que el mortero haga su trabajo en cuanto si eres detectado.

Sigues avanzando y encuentras a Yogi y Reggie, un par de fumetas que se han metido en la casa de tus padres como ocupas, al hablar con ellos te ofrecen un poco de marihuana y al probarla, bajas la guardia y te clavan una jeringuilla y caes al suelo. Al despertar estarás en una especie de coliseo romano en el cual tendrás que luchar contra soldados y animales para sobrevivir. Comienzas con un cuchillo, pero la primera ronda es fácil así que puedes matar a enemigos y hacerte con sus armas rápidamente. Conforme pasen las rondas se irá haciendo más y más difícil. Al terminar desbloquearás la arena y podrás combatir en ella voluntariamente. Al salir comienza a sonar tu móvil y te avisan de que el Ejercito Real se dedica a dinamitar estatuas de ídolos. Nada más llegar a Los Santos Dormidos, unas de las estatuas más emblemáticas de Kyrat, explota uno de ellos y comienzas a asesinar soldados hasta llegar al interruptor para evitar que volatilicen la otra estatua. Cuando lo desactivas, la misión está lejos de llegar, empiezan a venir refuerzos por un tubo y hasta aparece un helicóptero, el cual solo se puede derribar con explosivos o asesinando al piloto. Para honrar a la cultura Kyratí enciendes dos lamparas de fuego en ambas manos del Santo que queda entre ráfagas de balas. A mi parecer, esta es la misión más difícil del juego ya que tienes que saber jugar muy táctico, ver la vida, la munición y todos los factores que juegan en tu contra.

Vuelves a la Arena de Shanath y hablas con la líder, descubres que se llama Noore y te dice que Paul De Pleur, uno de los generales de Pagan, tiene a su familia secuestrada y te pide que la liberes. Al parecer están montando una fiesta y vas a colarte en ella. Llegas a un almacén donde están cargando la comida para el banquete y ves un camión fuertemente protegido por un puñado de solados y un perro, además se trata de una misión de infiltración: no pueden verte o el camión no irá a su destino. Si un solo soldado da un grito de auxilio a sus compañeros, la misión fracasará, así que tienes que ir con sumo cuidado. Terminas subiendo al camión sin hacer ni un ruido y matando a todos los soldados que puedas, siempre y cuando no hagas ruido. Cuando llegas a tu destino comienza una misión que es un tanto desesperante, tienes que liberar a tres rehenes los cuales están en un complejo plagado de guardias y si simplemente uno te ve, todo se chafa. Al liberar a los tres rehenes te diriges a una casa más apartada de las demás donde se encuentra De Pleur, entras por una ventana y encuentras a una persona encapuchada, te cambias por él y esperas a que llegue De Pleur, al entrar este está hablando por teléfono (esto me ha dado de pensar) con su hija, al colgarla te quita la capucha y lo noqueas. Sales del complejo con De Pleur en brazos y lo metes en el maletero de un coche, lo dejas en una cabaña donde Sabal hará el resto. Al acabar con De Pleur tienes más posibilidades de capturar su fortaleza, las cuales son campamentos demasiado bien reforzados. Hay varias tácticas para eliminarla: entrar sigilosamente y acabar con todos, llegar hasta un mortero y asesinarlos a bombazos o entrar a saco a acabar con todo el que se te ponga delante.

Para variar, Amita y Sabal están discutiendo sobre que hacer con una fábrica de ladrillos convertida en una fábrica de opio. Amita quiere obtenerla y fabricar ellos el opio para financiar a la Senda Dorada y Sabal quiere destruirla.
-Si eliges la misión de Amita deberás apagar los generadores que depuran el aire de la fábrica y después entrar a la misma para buscar al químico y pedirle "amablemente" la fórmula del opio.
-Si le haces caso a Sabal te pedirá que con la ayuda de un elefante, tires la chimenea de la fábrica y a continuación entres para explotarla por dentro.
Al entrar, en ambas misiones, acabarás colocado y alucinarás a causa de la droga ardiendo.

Tienes que volver a la Arena de Shanath, la puerta está cerrada pero puedes entrar escalando. Te diriges al puesto de control y comienzas a abrir todas las jaulas de los animales, eso cabrea a Noore, ya que no das juego y toda la acción se acaba demasiado pronto. Te encuentran unos soldados a los que matas y al encontrar a Noore, le dices que su familia ha muerto, sin poder aguantar la presión te pide que le dispares, si simplemente dejas pasar el tiempo y no la matas tú, ella se tirará a la arena y morirá. Después de este punto, la fortaleza de Noore quedará debilitada y podrás tomarla con mayor facilidad.

Tienes que volver a la casa de tus a visitar a Reggie y Yogi, los cuales están haciendo las maletas, antes de irse te cuentan una historia sobre un tapiz mágico capaz de teletransportar a quien lo viera a Shangri-La, una tierra mística la cual está corrompida por un demonio, el Rackshaka. Llegas hasta un trozo del tapiz ya que fue hecho jirones y esparcido por todo Kyrat, al tocarlo te teletransportas a esa tierra mítica. Allí, encuentras un tigre blanco moribundo que al ayudarle, se une a tu bando matando demonios. Terminas liberando la campana de la iluminación y eliminando todo el mal de esa tierra.

Vas a la siguiente misión y te llama alguien, un tal Willis, que si has jugado a Far Cry 3 es fácilmente reconocible ya que es quien ayudó a Jason Brody a asesinar a Hoyt, te pide que limpies el aeropuerto ya que él llegará de un momento a otro. Al terminar subes a una torre de control en la que encuentras un francotirador y Willis te llama diciendo que estés atento por si se complica la cosa en una negociación con un jefe, la cosa se complica y te toca proteger a Willis ya que tiene su propia vida. Llegan varios refuerzos a una zona donde hay un mortero, el cual molesta bastante y termina llegando un helicóptero con una ametralladora fija. Cuando parece que has terminado, una avioneta trata de huir pero coges un Quad y cuando la avioneta despega, tú saltas del Quad y comienzas a volar con un traje aéreo adquirido anteriormente, abre la puerta de la avioneta, coges un maletín, lanzas dentro una granada y te vas volando. Vuelves con Willis y le comentas que quieres matar a Pagan-Min, este te dice que le recuerdas a un californiano que también quería comerse el mundo (haciendo referencia a Far Cry 3). Willis te sube en su avioneta y te lleva al Himalaya, donde tendrás que enfrentarte a uno de los teniente de Yuma, la mano derecha de Pagan-Min, el problema es que no sabes quien es y vas a tener que coser a todo el mundo a tiros. Asesinas a quien crees que es el teniente y le sacas una foto, resulta que sí, es él, pero ahora tienes que ir al punto de recogida donde Willis te estará esperando con la avioneta. Conforme vas avanzando la cosa se complica cada vez más y más, hasta llegar a un punto donde yo, en lo personal, sin aprovecharme un poco de los puntos de guardado no lo hubiera conseguido. Asesinas a todos los soldados que se encuentran en una pequeña explanada y al terminar, Willis vendrá a recogerte con su avioneta.

Vuelves al Himalaya a por otro teniente de Yuma, la misión no es muy diferente de la anterior y se hace bastante aburrida, hay varios animales donde los soldados y simplemente un planeo a lo largo de una ladera bastante amplia, aunque poco a poco el camino se estrecha, terminas llegando a donde te espera Willis con su avioneta pero este huye y te deja tirado en el Himalaya a placer del Ejercito Real, te capturan y despiertas en la prisión de Durgesh

Esta misión es mi favorita y por eso he cortado el anterior párrafo ya que le quiero dedicar un párrafo exclusivamente. Te encuentras hablando con Pagan y Yuma que están tras unos barrotes de hierro, Pagan termina diciendo que espera que no te muevas mucho mientras duermes ya que te podrías caer, te giras y ves bajo tus pies una caída de cientos de metros. Una fuerza sobrenatural abre la puerta y das un paseo por las celdas viendo los estragos que esa prisión hace en la mente, en la primera celda encuentras una mujer dándose cabezazos contra la pared y llenándola de sangre y en la siguiente, un hombre gritando porque dice que tiene hormigas dentro de la piel y cortándose las muñecas para sacarlas. Cuando estás listo para continuar vas a la entrada de una cueva de la cual, un hombre sale corriendo delante de una nube de humo negra que le persigue, precipitándose al vacío. Al entrar a la cueva ves a uno de los demonios de Shangri-La y has de evitarlo. Comienzas a avanzar por toda la red de cuevas mientras el demonio vaga por ellas, sabrás que se está acercando porque el mando comenzará a vibrar con más y más fuerza indicando la distancia entre tú y el demonio, encuentras un alambre y lo coges. Al salir de la cueva encuentras una nueva puerta, la cruzas y lo mismo, un demonio pululando por la red de cuevas y el detector con el mando, encuentras un hombre colgando e una cuerda y al cogerla montas un gran estruendo así que mientras buscas la salida, el demonio lucha por encontrarte. Al encontrar la salida unes el alambre y la cuerda para crear un garfio con el que poder escapar haciendo rápel, cuando llegas a un pequeño saliente, un demonio cae sobre ti saltando un screamer (imagen brusca junto a un ruido fuerte) y desaparece. Al llegar a la parte de abajo de la montaña te encuentras en una ventisca, te tiras al suelo del frío y antes de desmayarte eres capaz de vislumbrar la silueta de un Yeti.

Para comenzar el ataque a Pagan debes abrir una brecha entre la zona sur de Kyrat y el norte aunque no es fácil ya que el Puente Real es el único punto de acceso a la zona norte y es uno de los lugares mejor protegidos de Kyrat. Amita tiene una idea, secuestrar un camión de productos químicos y hacerlo colisionar contra los muros centrales de el Puente Real y como no, te toca ejecutarlo a ti. Interceptas el camión el cual va acompañado por un convoy, que con un poco de astucia, no es difícil de eliminar. Secuestras el camión y vas rápido y veloz hasta el Puente Real. El camión impacta contra los muros, pero esto no es suficiente para acabar con todos los enemigos así que arma en mano, los asesinas uno a uno, al terminar llega una segunda ronda de refuerzos bastante más poderosa que la anterior. Celebras la victoria con los compañeros de la Senda Dorada y ya puedes seguir avanzando en el mapa y conseguir nuevas y mejores armas.

Comienzas a ir a la pequeña aldea de Utkarsh donde hay una pequeña célula de la resistencia, te diriges a una casa y te ocultas en un compartimento secreto, Pagan-Min entra por la puerta y trae una oferta para los habitantes de la casa en la que te encuentras, al rechazarla, la escolta de Pagan les fusila en su propia casa. Sales de la guarida con rabia y comienzas una persecución contra Pagan, al matarlo, te suena el teléfono, es Pagan-Min y te pregunta si ya has conocido a su doble. Vas a ver un vídeo que Pagan ha grabado y se está trasmitiendo por televisión en el cual, Pagan niega los rumores sobre su muerte y te invita a que mates a su mano derecha: Yuma, esta estará en las minas de Keo. Llegas y no parece haber vigilancia, al estar dentro, encuentras una mesa que, al acercarte, aparecerá Yuma y te drogará. Al despertar puedes ver a Yuma andando a gatas por la pared y la verdad es que da mucho mal rollo. Encuentras un nuevo camino en la mina y vas por él, sigues el camino y se ve un tétrico escenario de un río de sangre e imágenes en sus márgenes, llegarás a una sección donde aparecen demonios y los asesinas a todos con la ayuda de unos recipientes que al parecer, son explosivos. Sigues avanzando y te encuentras en una habitación bastante amplia en la cual has de luchar contra un jefe que al parecer es un guerrero legendario, este será ayudado por demonios y un tigre blanco. Tienes que disparar al jefe, dejarlo entumecido y apuñalarlo hasta tres veces. Al realizar esto, despertarás de tu colocón para darte cuenta de que realmente, has matado a Yuma. Su fortaleza está debilitada y es el momento de atacar.

Amita y Sabal vuelven a discrepar entre ellos, al parecer esta es la decisión más difícil porque quien elijas, será el próximo líder de la Senda Dorada. Amita quiere destruir el templo más importante de Kyrat para eliminar las raíces tradicionales para siempre y saquearlo para financiarse. Sabal, en contraposición, quiere defenderlo de un ataque y coronar a Bhadra como Tarum Matara.
-Si eliges la opción de Amita tienes que asesinar a los soldados del Ejercito Real que se encuentren por los alrededores, colocar C4 en los cimientos del templo y huir en una persecución.
-Si por el contrario, sigues a Sabal deberás (como antes) asesinar a los soldados de los alrededores y defender el templo con uñas y dientes.
Dependiendo de la opción que se haya elegido te dan la orden de matar a Sabal o a Amita respectivamente, después de un discurso sobre porque sus intenciones eran las mejores tienes que elegir si matarles o no, si no lo haces se verá una pequeña cinemática de alguno de los dos huyendo del país.

Ahora, para acercarte más a Pagan, deberás atravesar la Fortaleza Real, la cual es el asalto más difícil del juego. La puerta principal está cerrada, por lo que debes reventarla con explosivos, pero prepárate para el ejército que te espera detrás de esa puerta. La misión se separa en varias partes, al principio has de tomar tres puntos estratégicos como si de "Punto Caliente" ser tratase (modo de juego en el cual solo puedes tomar una zona si no hay ningún enemigo en ella). A continuación llega la parte del contraataque, ya que llegarán muchos refuerzos pero cogiendo un lanzagranadas semi-automático se hace bastante llevadero. Al ejercer bien de equipo de represalia te fijas en una gran estatua de oro macizo en la cual está esculpido Pagan-Min, usando C4, la vuelas en mil pedazos. Pero esta vez toca enfrentarse al Pagan-Min real.

Ha llegado el momento que llevas esperando desde que conoces las verdaderas intenciones de Pagan-Min, entras en su palacio y curiosamente, no te espera rodeado de guardaespaldas, solo está preparando una cena, tienes la opción de asesinarlo, que saltará directamente a los créditos del juego, o ponerte a cenar con él y así, descubrir cosas sobre ti, sobre tus padres y sobre Lakshmana, ¡ES VERDAD, LAKSHMANA! Al parecer todo esto te ha desviado de tu misión principal, llevar las cenizas de tu madre a Lakshmana que curiosamente, son las cenizas de tu hermanastra, hija de tu madre y de Pagan. Al salir del altar, Pagan-Min está en un helicoptero y dice que todo su reino te lo dejará a ti, pero se lleva el helicoptero. Poca gente sabe esto pero aparte de dejar que se escape, puedes disparar al helicoptero que explotará de un disparo y aparecerá en la pantalla un mensaje que dice: "El Rey Ha Muerto". Aunque la historia principal está concluida, aún quedan cabos sueltos en estas tierras, como te recordarán Yogi y Reggie. Pueden ser misiones opcionales, mejorar tus habilidades al máximo, conquistar bases o torres que te pueden quedar pendientes, comprar armas únicas y obtener así más trofeos/logros o ir a por la fortaleza de Pagan, que ahora estará debilitada.



"Oye Ajay, ¿que clase de arma crees que usaría Jesucristo?"
-Longinus

Ajay Ghale en el centro, a la izquierda Amita, a la derecha Sabal.
https://wall.alphacoders.com/big.php?i=552671&lang=French

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada